NOVEDADES LEGISLATIVAS | Obligación registro de jornadas

AUTOR: Antonio Rodríguez 

FECHA: 13.03.2019

Ayer, día 12 de marzo de 2019 se publicó el Real Decreto-ley 8/2019, de 08 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, cuyo artículo 10 dispone que se modifica el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores (Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre) para introducir un nuevo apartado 9, el cual impone la obligación de que todas las empresas establezcan un registro diario de la jornada de trabajo de sus empleados, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de cada trabajador. Es decir, desde la entrada en vigor de este precepto todas las empresas estarán obligadas a tener en el propio centro de trabajo un documento que registre diariamente la hora a la que cada empleado comienza su jornada laboral y la hora a la que finaliza.

Este documento deberá ser cumplimentado por cada trabajador diariamente y deberá ser conservado por la empresa durante un período de cuatro años, de manera que si la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se persona en las oficinas de aquella pueda cotejar “in situ” que ese documento está cumplimentándose correctamente. Se permiten también los sistemas de fichaje, así como cualquier otro medio que acredite de forma fehaciente que el empleado está realizando esas horas de trabajo.

Ahora bien, este mismo precepto del Real Decreto-ley 8/2019 establece que el propio Gobierno, a propuesta de la persona titular del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y previa consulta a las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, podrá establecer ampliaciones o limitaciones en la ordenación y duración de la jornada de trabajo y de los descansos, así como especialidades en las obligaciones de registro de jornada para aquellos sectores, trabajo y categorías profesionales que por sus peculiaridades así lo requieran.

Del mismo modo, el artículo 11 procede a modificar la Ley sobre infracciones y Sanciones del Orden Social (LISOS) para incluir como infracción grave el incumplimiento de este registro de jornadas, pudiendo oscilar la sanción entre los 626 y los 6.250 euros.

La obligación de establecer el registro de jornadas comenzará a partir del día 12 de mayo de 2019 (tal y como establece la disposición final sexta del Real Decreto-ley 8/2019).