El accidente in itinere: un breve nota a la Sentencia del TSJ de Baleares de 28 de septiembre de 2017

Autor: Víctor Sánchez del Olmo

Breve análisis de la Sentencia del Tribunal autonómico balear que recuerda los requisitos para considerar un accidente ocurrido de camino al domicilio, a la salida del trabajo, como accidente laboral in itinere.

Un trabajador, tras finalizar su jornada, hace una parada, durante media hora, para tomar algo con sus compañeros de trabajo. Tras ello, retoma su camino vuelta a casa. Durante el mismo, resulta accidentado al ser atropellado con su bicicleta por un vehículo que se salta un STOP. La pregunta que nos asalta es clara: ¿Rompen esos 30 minutos el nexo causal y temporal del desplazamiento del trabajador a su domicilio tras la jornada laboral y, por tanto, se entiende que el accidente no es laboral (in itinere)?

El TSJ de Baleares, revocando el fallo del Juzgado de lo Social, entiende que una parada de 30 minutos en un bar para tomar algo con sus compañeros, una vez acabada de la jornada laboral, no rompe la continuidad del desplazamiento del centro de trabajo al domicilio. 

El Tribunal balear considera que no se habría producido una interrupción del nexo temporal y sustenta su argumentación en la doctrina del Tribunal Supremo, según la cual “la interrupción de ir y venir [….] no se ha producido por la parada en un bar para refrescar, ni la dedicada al aseo o a una conversación con un amigo ni la desviación para realizar alguna compra”, y que, “en definitiva, cuando la conducta del trabajador en su desplazamiento para ir o volver al trabajo responde a lo que pudiéramos llamar patrones usuales de convivencia o comportamiento del común de las gentes, lo que se denomina todavía en el Derecho Civil para calificar el grado de diligencia de una persona, actuación del buen padre de familia, debe afirmarse que no hay ruptura del nexo causal, a lo cual todavía habría que añadir que la duda razonable debiera de resolverse en todo caso en favor del trabajador, en virtud del principio «pro operario»”.

En conclusión, no se puede entender como ruptura del nexo causal y temporal, de cara a calificar el accidente como laboral in itinere, el hecho de interrumpir el desplazamiento si ello obedece a patrones usuales de convivencia o comportamiento del común de las gentes. Además de ello, y para el caso de que la conducta genere algún tipo de dudas en este sentido, se debe resolver, según nos recuerda el Tribunal Supremo y el Tribunal Superior de Justicia, en favor del trabajador en aplicación del superior principio in dubio pro operario.