El Tribunal Supremo declara exentas de IRPF las prestaciones por maternidad

Autor: Karen Dreos 

Las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas: Sentencia del Tribunal Supremo de 03 de Octubre de 2018. La sentencia abre la puerta a un millón de reclamaciones por valor de unos 1.000 millones de euros pagados de más desde el año 2014.

La Sección Segunda de la Sala III de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, ha declarado exentas del pago de IRPF a las prestaciones por maternidad percibidas de la Seguridad Social, ratificando una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid del año 2017 y en contra del criterio que había mantenido hasta ahora la Agencia Tributaria.

El fallo desestima el recurso presentado por la Abogacía del Estado argumentando que la prestación por maternidad satisfecha tenía la función de sustituir la retribución que el contribuyente percibe por su trabajo habitual, la cual no está exenta de IRPF, y que ha dejado de percibir como consecuencia de disfrutar del correspondiente permiso. 

Asimismo, la sentencia considera que la prestación por maternidad puede incluirse en el supuesto previsto en el artículo 7, tres, h de la Ley del IRPF 35/2006, el que establece que "igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad"

El Tribunal Supremo entiende que la exención del pago del impuesto incluye la prestación de  maternidad y no sólo las de nacimiento, parto múltiple, adopción e hijo a cargo, y además su alcance “no se limita” a las concedidas por las comunidades autónomas o entes locales, sino que, se hace extensible a todas las prestaciones por maternidad, sin distinción del órgano público desde el que se perciban.

Situación excepcional en el Gobierno Foral de Navarra

Si bien la sentencia del Tribunal Supremo, declara exentas del IRPF las prestaciones por maternidad, tanto la Hacienda de Navarra, como el Gobierno Foral, declararon que la misma  no es aplicable en dicho territorio y, por tanto, no procederá a la devolución de las retenciones practicadas por este concepto.

Los argumentos del Gobierno Foral en contra de la devolución se sustentan en que la sentencia del Tribunal Supremo está basada en la Ley 35/2006 del IRPF, que rige en el territorio común, no siendo la misma de aplicación en la Comunidad Foral, donde rige el Decreto Foral 4/2008.

El criterio interpretativo de la sentencia del Tribunal Supremo sí ha sido acatado por las restantes Haciendas Forales: Álava, Vizcaya y Guipúzcoa. Las tres Diputaciones vascas han acordado devolver las retenciones del IRPF practicadas por las prestaciones por maternidad y, en este mismo sentido, han declarado que modificarán sus respectivas Normas Forales del Impuesto para que queden exentas a partir del año 2019.

Por tanto, el criterio interpretativo del Tribunal Supremo es igualmente extrapolable al territorio foral navarro, puesto que la redacción de la ley estatal y el decreto foral navarro hacen referencia ambos a las "prestaciones públicas por nacimiento", que sí incluyen, tal y como establece el Tribunal Supremo en su sentencia, las prestaciones por maternidad.

¿Quiénes pueden reclamar la devolución?

Las prestaciones por maternidad percibidas en los ejercicios anteriores a 2014 no se beneficiarán de la exención de IRPF establecida en la sentencia, ya que en estos casos, el plazo de cuatro años que los contribuyentes tienen para rectificar sus declaraciones ha prescrito. 

Por tanto, las declaraciones de la Renta que se pueden reclamar son las correspondientes a los años 2014, 2015, 2016 y 2017. 

Asimismo, los contribuyentes que hubieran iniciado un procedimiento de reclamación, aun habiendo recibido las prestaciones de maternidad en ejercicios anteriores a 2014, también se verán beneficiados por la sentencia porque el plazo de prescripción se suspende al momento del inicio del procedimiento. 

¿Cómo se reclama?

El procedimiento previsto para solicitar la devolución de las retenciones es la presentación, por medio de la sede electrónica de la Agencia Tributaria, de un formulario de solicitud de rectificación de autoliquidación y devolución.

La Agencia Tributaria ha previsto un formulario específico para solicitar las devoluciones, a efectos de facilitar y acelerar la tramitación de las mismas.

Si las rentas fueron percibidas en más de un año, se deberá solicitar la rectificación de la declaración de IRPF correspondiente a cada año. Dato que deberá consignarse también en el formulario previsto. 

En relación con las prestaciones percibidas durante el año 2018, la Agencia Tributaria incluirá tales prestaciones como rentas exentas y las retenciones soportadas como plenamente deducibles. 

¿Cuánto tarda en contestar la Agencia Tributaria?

En un primero paso, la Agencia Tributaria comprobará que el reclamante percibió la prestación por maternidad en el año 2014 y/o en ejercicios posteriores, que tributó por ella y que la cuantía no le fue devuelta.

La Administración Tributaria dispone de un plazo de seis meses para comprobar y resolver las solicitudes recibidas y, en su caso, proceder a la devolución de las retenciones practicadas que devinieron exentas como consecuencia de la sentencia del Tribunal Supremo.