LITIGATION ALERT: Críticas a un restaurante en internet

AUTOR: Patricia Ayala- Departamento de litigación

FECHA: 03.10.2019

El 18 de septiembre hemos tenido conocimiento de una novedosa sentencia dictada el 18 de septiembre de 2019 por el Juzgado de lo Mercantil nº7 de Barcelona.

Se trata del rechazo de la demanda que un restaurante interpuso frente a una de las mayores plataformas de internet sobre viajes y restaurantes, por alojar comentarios negativos de los usuarios sobre el restaurante.

El restaurante alegaba que la plataforma se aprovecha de su reputación, y que la misma debe responder de los comentarios de los usuarios como proveedora de servicios de internet, así como por hacer esclavo al restaurante del perfil en la web sin consentimiento alguno por parte del mismo.

El Juzgado rechaza la demanda concluyendo que la actuación de la plataforma no constituye competencia desleal, por varias razones.

En primer lugar, entiende que no existe explotación de la reputación ajena puesto que el modelo de negocio de la web no explota la reputación de los restaurantes pues se nutre de la actividad de los usuarios y no de la actividad de restauración.

También rechaza la infracción de normas, en concreto las reglas de responsabilidad del prestador de servicios en la Ley de Servicios de Sociedad de la Información. El sistema realiza un doble control de las opiniones que suben los usuarios a la red: proactivo y reactivo. En tal sentido, la Ley de Servicios de Sociedad de la Información regula el ámbito de la protección de los derechos que pueden estar en juego (derecho al honor, la intimidad y la propia imagen, derechos de propiedad industrial e intelectual etc.) cuya protección debe ser activada por el titular a través de los medios legales existentes, sin que sea posible acumular una acción de protección de tales derechos con una acción competencia desleal en este caso.

El restaurante alegaba también que no había prestado consentimiento para su presencia de su perfil en la plataforma. Pero el Juzgado da por probado que el restaurante pudo reclamar su perfil a la plataforma, lo que implica una relación contractual entre ambas partes. Indicando que, no puede concluirse, bajo el campo de la competencia desleal, que la empresa de internet incumpliera las normas sobre el consentimiento.

Continúa el Juzgado indicando que la plataforma ha efectuado un control adecuado de las opiniones sobre los restaurantes. Dos de las publicaciones más graves fueron removidas de la web al día siguiente de su publicación como consecuencia de la denuncia hecha por el restaurante, y la tercera, refleja una experiencia de un usuario que podría ser normal, teniendo en cuenta la experiencia del usuario. No existe mala fe a los ojos de la buena fe objetiva y de la competencia desleal.

Se trata de una sentencia que puede marcar importantes pautas orientadoras para otros casos similares, debido a la novedad y a los distintos reproches que hacía el demandante.

No obstante, el Juzgado admite que concurren notas de novedad y de dificultad jurídica como para apreciar razonables dudas de derecho y no imponer las costas. Estas dudas son sin duda una puerta abierta que le quedará al restaurante para recurrir en apelación.

Por lo que todo hace presagiar que la resolución tendrá que ser revisada por la Audiencia Provincial de Barcelona.


Departamento de Litigación