Titularidad real y cuentas anuales, el titular indirecto – Segunda parte

Autor: Javier Martín 

Fecha: 16.10.2018

Tras la entrada en vigor de la Orden JUS/319/2018, de 21 de marzo, que introdujo la obligación de comunicar el Titular Real de las sociedades al Registro Mercantil con las cuentas anuales del ejercicio 2017 y, siguiendo con la previa entrada en nuestro blog, nos vemos obligados a mencionar las primeras calificaciones de los Registros Mercantiles relativas a la cuestión. 

La gran mayoría de sociedades disponen de ejercicio natural finalizado el 31 de diciembre, deben aprobar sus cuentas anuales a finales de junio y presentarlas a finales de julio. Transcurrido el verano disponemos de las primeras calificaciones de los registradores, que en algunos casos son negativas. Dicha calificaciones negativas implican que no se han registrado las cuentas anuales y se debe proceder a su subsanación y posterior presentación. 

Dichas calificaciones negativas se han dado en los supuestos de control indirecto del titular real. Resultan supuestos de control indirecto aquellos en los que el titular real no participa o dispone de su control directamente en la sociedad en cuestión, sino que lo hace a través de otras sociedades que participan en el capital de la sociedad que debe declarar el titular real. Recordemos que tanto en la Ley de prevención de blanqueo de capitales como en su Reglamento no se hacen diferenciaciones a la condición de titular real por ostentar el control de la sociedad de forma directa o indirecta, siendo el mismo porcentaje que establece la condición de titular real, el que ostente más de un 25% del capital o de los derechos de voto. 

Se han producido calificaciones negativas en los supuestos de control indirecto cuando el titular real final tras la cadena de sociedades no disponía del 50% de las participaciones finales o derechos de voto. Los registradores han aplicado un criterio reforzado en los casos de control indirecto, requiriendo un porcentaje superior al establecido en la Ley y el Reglamento y siguiendo los criterios de otros registradores de países europeos que transponen las mismas Directivas. 

La aplicación del anteriormente mencionado criterio reforzado no se ha aplicado de forma homogénea por todos los registradores, causando diferentes calificaciones para el mismo tipo de supuestos. De este modo debemos analizar cada supuesto individualmente según la respuesta concreta de cada registrador y esperar instrucciones claras por parte de los Registros Mercantiles y/o resoluciones de la Dirección General de Registros y Notariado (DGRN) que establezcan doctrina.

Finalmente, recordar la obligación de los administradores de mantener la información actualizada, entendemos que únicamente se deberá cumplimentar la información sobre el titular real en los siguientes formularios en el supuesto de que haya variado el titular real declarado en primera instancia.