Análisis de las novedades fiscales de 2018

Autor: Isabel Pi Sansalvador

Como ocurre cada año, se ha aprovechado el final del ejercicio para introducir múltiples novedades tributarias. Así, en el último Boletín Oficial del Estado de 2017, de 30 de diciembre, se publicaron el Real Decreto-Ley 20/2017, los Reales Decretos 1070/2017, 1071/2017, 1072/2017, 1073/2017, 1074/2017 y 1075/2017 y las Órdenes HFP/1307/2017 y HFP/1308/2017, todos ellos de 29 de diciembre de 2017. 

Por si fuera poco, el Diario Oficial de la Comunidad Europea publicó, el día 29 de diciembre de 2017, la Directiva 2017/2455, el Reglamento de ejecución 2017/2459 y  el Reglamento 2017/2454, todos ellos con incidencia en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

A continuación procedemos a analizar sucintamente las que, a nuestro juicio, son las principales novedades introducidas por las anteriores normas, pero que representan una pequeña parte de las mismas.

En el marco del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), con efectos a 1 de enero de 2018, las modificaciones más destacables son las siguientes:

  • Con efectos a 1 de enero de 2017, se aclara que los gastos de estudio para la capacitación o reciclaje de personal financiados por otras entidades distintas del empleador no constituyen retribución en especie, siempre que dichas entidades comercialicen productos para los que resulte necesario disponer de una adecuada formación por parte del trabajador. Este punto tiene especial relevancia para el ámbito sanitario, respecto a la asistencia a ferias y congresos organizados por empresas y laboratorios farmacéuticos.
  • Con efectos a 1 de enero de 2018, la cuantía diaria exenta de las fórmulas indirectas de prestación del servicio de comedor –tickets restaurante y similares- se eleva de 9 a 11 euros.
  • Con efectos a 1 de enero de 2018 se aumentan los importes exentos de las becas.
  • En la transmisión de derechos de suscripción, tanto de entidades cotizadas como no cotizadas, se regula reglamentariamente la obligación de practicar una retención o ingreso a cuenta del 19% por parte por parte de la entidad depositaria o, en su defecto del intermediario financiero o fedatario público que intervenga en la operación.
  • En la reducción de capital con devolución de aportaciones o distribución de prima de emisión, se introduce la obligación de suministro de información por parte de las entidades que han llevado a cabo estas operaciones, respecto a las fechas de las mismas y la identidad de los beneficiarios.
  • Se introduce la posibilidad de rectificar la autoliquidación del IRPF mediante la utilización de la propia declaración, para subsanar errores que hubiesen perjudicado al obligado tributario, con el fin de simplificar y dotar de mayor celeridad al procedimiento.

Respecto al Impuesto sobre Sociedades, destaca la introducción como nuevos sujetos obligados a retención o ingreso a cuenta de las entidades aseguradoras domiciliadas en otro Estado miembro que operen en España en régimen de libre prestación de servicios y de los fondos de pensiones domiciliados en otro Estado miembro de la Unión Europea que desarrollen planes de pensiones de empleo sujetos a la legislación española. Asimismo, el Real Decreto 1074/2017 introduce modificaciones en la información y documentación sobre entidades y operaciones vinculadas, así como en la regulación de la información país por país.

En cuanto al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), resultan relevantes los ajustes de carácter técnico introducidos en el Suministro Inmediato de Información (SII) y, sobre todo, las novedades introducidas respecto a los procedimientos de control de las sociedades acogidas al régimen de consolidación fiscal. En este sentido, en caso de inicio de procedimiento de comprobación tributaria, se realizará un único procedimiento para todo el grupo y, por lo tanto, se unificarán en un único procedimiento las actuaciones de comprobación de cada entidad dependiente. Cabe destacar que cualquier actuación de comprobación de la entidad dominante o dependientes –siempre que la dominante tenga conocimiento formal de las actuaciones- tendrá efecto interruptivo de la prescripción del IVA. 

En el marco del Impuesto del Valor Añadido, destacan también las modificaciones introducidas en la emisión de facturas rectificativas, en cuyo caso la Administración podrá requerir al emisor de la misma la acreditación del envío efectivo de la factura rectificativa a su destinatario. Asimismo, se establece que la remisión de las facturas rectificativas deberá realizarse antes del día 16 del mes siguiente a aquel en que se hubieran expedido.

Por otra parte, se actualiza el régimen de facturación de determinadas prestaciones de servicios en cuya realización intervienen agencias de viajes en nombre y por cuenta de otros empresarios o profesionales, para incluir nuevos servicios a los que será aplicable este procedimiento especial de facturación –por ejemplo, transporte de viajeros y sus equipajes; hostelería, acampamiento y balneario; restauración y cátering; visitas a museos y otros espacios culturales o naturales-.

Respecto a nuevas obligaciones de información no englobadas en los impuestos anteriores,  debe destacarse la nueva obligación de comunicar la identidad de los sucesores en caso de fallecimiento de personas físicas o extinción de personas jurídicas, a partir de 1 de enero de 2018.

Asimismo, llama la atención la creación del modelo 179, relativo a la información sobre la cesión de uso de viviendas con fines turísticos. A partir del 1 de enero de 2018 y con fines de prevención del fraude fiscal, se establece una obligación de información específica para las personas o entidades, en particular, las denominadas «plataformas colaborativas», que intermedien en la cesión del uso de viviendas con fines turísticos.

Finalmente, respecto a los procedimientos de recaudación tributaria, resulta especialmente llamativa la introducción de la facultad que posibilita a la Administración Tributaria solicitar la práctica de anotación preventiva, en el Registro de la Propiedad correspondiente, de la prohibición legal de disposición sobre determinados bienes inmuebles por parte de sociedades cuyas acciones o participaciones hubieran sido embargadas –sin importar el porcentaje de las mismas-. También llama la atención que en la ejecución de garantías no se exija la firmeza de la liquidación, por lo que podrán adjudicarse los bienes ofrecidos en garantía aun cuando la liquidación se encuentre recurrida.