Ley 6/2017, de 24 de octubre, de reformas urgentes del trabajo autónomo

Autor: Isabel Pi

La reciente publicación en el Boletín Oficial del Estado, el pasado 25 de octubre, de la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, ha introducido medidas orientadas a la clarificación de la fiscalidad de los trabajadores autónomos.

En este sentido, de acuerdo con el artículo 11 de dicha Ley, se modifica el artículo 30.2.5º de la Ley del IRPF, con el fin de que los siguientes gastos tengan la consideración de deducibles: 

a) Las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente en la parte correspondiente a su propia cobertura y a la de su cónyuge e hijos menores de veinticinco años que convivan con él. El límite máximo de deducción será de 500 euros por cada una de las personas señaladas anteriormente o de 1.500 euros por cada una de ellas con discapacidad.

b) En los casos en que el contribuyente afecte parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica, los gastos de suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.

Por ejemplo, si el contribuyente destina un 25% de su vivienda a la actividad profesional, podrá deducirse un 30% de tal 25% (7,50%) de los suministros.

c) Los gastos de manutención del propio contribuyente incurridos en el desarrollo de la actividad económica, siempre que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago, con los límites cuantitativos establecidos reglamentariamente para las dietas y asignaciones para gastos normales de manutención de los trabajadores. 

En este sentido, destacar que la exención de los gastos de manutención tendrá los siguientes límites:

a. Se exceptúan de gravamen las cantidades destinadas por la empresa a compensar los gastos normales de manutención y estancia en restaurantes, hoteles y demás establecimientos de hostelería, devengadas por gastos en municipio distinto del lugar del trabajo habitual del perceptor y del que constituya su residencia. Se considerará como asignaciones para gastos normales de manutención y estancia en hoteles, restaurantes y demás establecimientos de hostelería, exclusivamente las siguientes:

i. Cuando se haya pernoctado en municipio distinto del lugar de trabajo habitual y del que constituya la residencia del perceptor:

1. Por gastos de estancia: los importes que se justifiquen. En el caso de conductores de vehículos dedicados al transporte de mercancías por carretera, no precisarán justificación en cuanto a su importe los gastos de estancia que no excedan de 15 euros diarios, si se producen por desplazamiento dentro del territorio español, o de 25 euros diarios, si corresponden a desplazamientos a territorio extranjero.

2. Por gastos de manutención:

a. Desplazamiento dentro del territorio español: 53,34 euros diarios como máximo.

b. Desplazamiento a territorio extranjero: 91,35 euros diarios como máximo.

ii. Cuando no se haya pernoctado en municipio distinto del lugar de trabajo habitual y del que constituya la residencia del perceptor, las siguientes cantidades en concepto de asignaciones para gastos de manutención:

1. Desplazamiento dentro del territorio español: 26,67 euros diarios como máximo.

2. Desplazamiento a territorio extranjero: 48,08 euros diarios como máximo.

Por lo tanto, en el caso de socios-administradores de una sociedad a quienes les sea aplicable el régimen de autónomos, la exención de los gastos de manutención no podrá emplearse cuando estos se den en el municipio de su residencia y en el que esté localizado el domicilio de la sociedad.