15º ANIVERSARIO LEY CONCURSAL – NUEVA LEY EN EL HORIZONTE

AUTOR: DR. JOAQUIM SARRATE, LL.M.

FECHA: 26.02.2019

En el año 2018 la Ley Concursal española (Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal) celebró el 15º aniversario de su entrada en vigor. Con sus luces y sus sombras ha supuesto un gran avance para la sociedad y la economía española.

Esta ley supuso la primera renovación en profundidad de la normativa concursal en más de un siglo, sustituyendo a las disposiciones relativas a la quiebra y suspensión de pagos del antiguo Código de Comercio de 1829 y de la Ley de Suspensión de Pagos de 1922.

¿SABÍAN QUÉ...

La primera normativa española relativa a insolvencias aparece en el Libro IV del Código de Comercio, promulgado por Fernando VII el 30 de mayo de 1829 como primera disposición mercantil aplicable con carácter general a todos los territorios de España?

Con esta reforma el legislador español pretendía adecuar la legislación en materia concursal a las necesidades de los nuevos tiempos.  Siendo España miembro de pleno derecho de la Unión Europea (entonces Comunidad Económica Europea), el legislador se inspiró para la redacción de dicha nueva Ley Concursal, entre otras fuentes, en la normativa comunitaria al respecto y en concreto en el Reglamento (CE) n.º 1346/2000, sobre procedimientos de insolvencia, que incorporó a su articulado.

La finalidad del Concurso según la filosofía del legislador fue la conservación y mantenimiento de empresas viables. La nueva filosofía heredada del derecho comparado europeo es que a una empresa declarada insolvente, antes que pensar en liquidarla de entrada se debe evaluar su viabilidad para reestructurarla. De ahí la importancia de la Fase de Convenio.

Pero aquella Ley fue elaborada en un momento de ciclo económico expansivo sin imaginarse el legislador la grave crisis económica en la que entraría el mundo y especialmente España. El consiguiente aumento de los concursos de acreedores y el enorme porcentaje de concursos de liquidación pusieron pronto de manifiesto algunas deficiencias de la LC, que se han intentado corregir desde entonces, a menudo con técnica legislativa deficiente, dando lugar a más de quince reformas sucesivas de la misma. Ello ha creado enormes disfunciones y críticas.

¿SABÍAN QUÉ...

Desde su entrada en vigor el 1 de septiembre de 2004 la Ley Concursal ha “sufrido” hasta la fecha más de quince reformas sucesivas de la misma?

Si al hecho de que España y su economía habían evolucionado considerablemente desde aquel 2004 le unimos el hecho que en el marco de la Unión Europea se había aprobado el 20 de mayo de 2015 el Reglamento 848/2015 de sobre procedimientos de insolvencia (de hecho un texto refundido del Reglamento sobre procedimientos de insolvencia 1346/2000) ello llevó al legislador español a la conclusión que nuestra ley concursal también merecía ser refundida.

En ejecución del mandato recibido por el Gobierno (Orden del 20 de enero de 2016) la Sección de Derecho mercantil de la comisión de codificación presentó el 6 de marzo de 2017 la Propuesta de Real Decreto Legislativo por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley Concursal, que entre otras cosas, incorporaba al derecho español las novedades previstas en el mencionado Reglamento 848/2015 europeo. 

Pero los avatares políticos del país no permitieron que dicha Propuesta fuera llevada al Congreso de los Diputados durante el mandato del Gobierno del PP. En el ínterin se produjo la moción de censura (1 de junio de 2018) y el consiguiente cambio de gobierno. 

El nuevo Gobierno entrante del PSOE se encontró por un lado con nuevas modificaciones legislativas en el ámbito europeo que iban a afectar a la legislación nacional y por otro lado recibió una serie de recomendaciones realizadas por expertos y profesionales del Derecho de la insolvencia proponiendo nuevas modificaciones.

En el ámbito de la Unión Europea el gobierno constató la existencia de la «propuesta de Directiva, de 22 de noviembre de 2016, del Parlamento europeo y del Consejo, sobre marcos de reestructuración preventiva, segunda oportunidad y medidas para aumentar la eficacia de los procedimientos de condonación, insolvencia y reestructuración, y por la que se modifica la Directiva 2012/30/UE». Dicha propuesta incidía no solo en el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho sino también sobre algunos aspectos esenciales del Derecho concursal.

Por su parte los expertos y profesionales del Derecho de la insolvencia sugerían reformar, completar o matizar algunos de los postulados de la disciplina de los «acuerdos de refinanciación»– en realidad, «acuerdos de reestructuración», y no sólo de refinanciación-, con la triple finalidad de: 

 

  1. reconocer mayores grados de flexibilidad tanto en el proceso de negociación con los acreedores–cuya realidad es preciso asegurar- como en el diseño del acuerdo; 
  2. de evitar la utilización de este instrumento jurídico por parte de quienes no tienen o, en el curso de esas imprescindibles negociaciones, constatan no tener posibilidades objetivas de alcanzar soluciones, y, en fin, 
  3. dotar simultáneamente de mayor grado de seguridad jurídica a quienes participan. 

Asímismo y con relación a los mecanismos de segunda oportunidad se ponía de manifiesto, de acuerdo con la estadística existente, un amplio margen para el aumento de las personas naturales que accedan al beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho.

 

En atención a todo ello la actual Ministra de Justicia Doña Dolores Delgado García dictó una nueva Orden de 28 de septiembre de 2018, por la que se constituye de nuevo una sección especial de la comisión general de codificación para la elaboración de un informe complementario y de una propuesta legislativa de para la elaboración de un informe sobre las modificaciones legales a introducir en el Derecho español.

Los temas sobre los que debe tratar la comisión son:

  • acuerdos de refinanciación,
  • acuerdos extrajudiciales de pagos,
  • medidas legislativas a adoptar para conseguir la eficiencia y más rápida tramitación del concurso de acreedores,
  • sobre el ámbito subjetivo, requisitos y régimen del beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho, y ahora sí
  • acompañado del texto articulado de una propuesta legislativa de reforma de la Ley Concursal y de cuantas otras se considere necesario en la que se concreten esas modificaciones y medidas.

El plazo fijado de entrega concluirá el próximo 30 de junio de 2019.

Resulta de enorme importancia para la economía del país que queden claros los parámetros de los acuerdos de refinanciación y de los acuerdos extrajudiciales de pagos, así mismo que el pequeño empresario y los autónomos conozcan bien las normas para exonerarse el pasivo insatisfecho y poder tener una segunda oportunidad.

Esteremos atentos al informe que se emitirá por la comisión así como a la propuesta de Texto Refundido de Ley Concursal, de lo que informaremos a su debido momento en posteriores artículos.