Portugal y España se consolidan como destinos para la residencia de extranjeros

Autor: Isabel Klaue Ligués

Fecha: 09.10.2018

La página “Investment Migration Insider” ha revelado en su último estudio unos datos significativos en relación a las denominadas “Golden Visa”. En el mismo, se muestran cuáles son los 13 destinos favoritos para los extranjeros para pedir la residencia. En el top 10, no podían faltar, sin embargo, las regiones que conforman la península ibérica.

Los más que conocidos programas de concesión de residencia o ciudadanía – también denominados como Golden Visa existen desde hace décadas. Sin embargo, las mismas han sufrido un incremento significativo desde hace seis años, pasando a tener un papel protagonista. El impulso producido sobre todo por millonarios de nacionalidad china, rusa, libia, iraní o venezolana genera en los más de veinte países que han aplicado estas medidas un impulso económico relevante. 

Entre la veintena de países que cuentan con procedimientos de inversión similares, la gran mayoría forma parte del marco de la Unión Europea. El estudio publicado por “IMI” revela cuáles son los países escogidos por los extranjeros a la hora de realizar estas inversiones. Entre el listado de países, dos enclaves relevantes: España y Portugal. 

No solo la cultura, el clima mediterráneo o los buenos manjares hacen de Portugal y España un enclave ideal para establecer su residencia. La consolidación de los mercados y las apuestas en las transacciones comerciales no hacen más que reforzar cómo destino a estas dos regiones.  

ESPAÑA: ESTABILIZACIÓN Y POLÍTICAS EN CONTÍNUA MEJORA

Según el estudio previamente mencionado, España se coloca en la sexta posición en el ranking como país favorito a la hora de pedir el visado de residencia. A pesar de no contar con datos oficiales del año 2018, lo cierto es que la comparativa entre los años 2016 y 2017 no dejan lugar a dudas: España se consolida de nuevo en el mercado extranjero. 

No sólo el ámbito de las Golden Visa sufre un aumento considerable, también la demanda de residencia aumenta de manera exponencial. Así, los datos revelan que durante el 2017 el número de extranjeros que demandaron la residencia aumentó en un 3,6% con respecto al año 2016. En cuanto a las denominadas Golden visa, se triplicaron los demandantes con respecto al año 2014 lo que sitúa al número de inversores en 2.236 personas. 

Las mejoras en torno a la economía, la estabilización de las políticas o la salida oficial de la crisis en la que ha estado inmersa el país desde el año 2008 han hecho que España se vuelva a convertir en uno de los destinos favoritos para la inversión, y eso, se ha notado de manera significativa en los bolsillos de las arcas. 

La denominada Golden Visa ha constituido un reclamo de inversión que en 2017 se saldó con un balance positivo de 2.157 millones. De estos, la gran mayoría fueron destinados a inversiones inmobiliarias (2.097 millones), seguido por la inversión en activos financieros (94 millones). 

PORTUGAL: EL PAÍS PREDILECTO

El país luso también cuenta con una normativa similar, sin embargo, la facilidad de los trámites hace de Portugal uno de los enclaves favoritos a la hora de solicitar la Golden visa. Así, el país vecino ha conseguido captar a más inversores desde la implantación de la ley en el 2013. 

Sin embargo, y a pesar de mantener un puesto importante en la lista del estudio publicado por IMI las inversiones han sufrido un descenso. Los últimos datos del Servicio de Inmigración y Fronteras (SEF) muestra que durante el mes de julio solamente 47 personas recibieron la visa oro, siendo el dato más bajo desde el 2015. Con todo, se espera que la otorgación de Golden Visa cuente con números similares a años anteriores. 

En cuanto a los extranjeros que más invierten en el país en su mayoría son procedentes China, sin embargo, durante los últimos años las inversiones asiáticas han descendido hasta el 60%. Brasil, Sudáfrica, Líbano y Turquía.

INVERSIONES EXTRANJERAS QUE SUPERAN EL MILLÓN DE EUROS

Las grandes fortunas de países extranjeros han sido los primeros que se han aprovechado de esta ley implantada por el Gobierno español presidido por Mariano Rajoy (Partido Popular) en el año 2013. Las condiciones para la obtención de la Golden Visa ha cambiado de manera significativa en los últimos años. Durante el 2015 el Gobierno español modificó algunos de los parámetros para facilitar los trámites, sin embargo, las cláusulas se han mantenido durante éste tiempo. Algunas de las cláusulas todavía vigentes son: que el beneficiario debe acreditar un desembolso igual o superior a los 2 millones de euros en deuda pública, o bien un millón en acciones o participaciones. O la adquisición de inmuebles por un importe superior a los 500.000 €. 

Con todo el solicitante de la Golden Visa debe poder certificar que no consta de antecedentes penales y que cuenta con retribuciones mensuales que rondan los 2.130 euros sumado a 530 euros por familiar.