Análisis Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica.

AUTORES: Christoph Himmelskamp y Alejandro Villalba

FECHA: 15.01.2020

1.- Introducción

Ya en el Real Decreto-ley 15/2018 se recogía la necesidad de aprobar un reglamento para regular varios aspectos relacionados con la conexión a la red de las instalaciones de producción asociadas al autoconsumo, mecanismos de compensación entre déficits y superávit de los consumidores acogidos al autoconsumo con excedentes para instalaciones de hasta 100kW y la organización del registro administrativo.

En el Preámbulo del Real Decreto 244/2019 se indican como aspecto positivo de estas medidas el impacto económico que tendrán, tanto  en el consumidor final, como en la economía en general. Expone que, pese a que la implantación de instalaciones de autoconsumo producirá una ligera disminución de los ingresos por peajes y cargos en el sistema, la situación se verá compensada por el aumento de los ingresos derivados de la electrificación de la economía recogida en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

El impacto económico en el consumidor final se refleja en un incremento de la oferta y una disminución de la demanda y, en consecuencia, una bajada de precios.

El incremento de la oferta se deriva de que, en esta situación donde se promueve el autoconsumo, no solo se ofertará la energía procedente de plantas de producción, sino que también hay que tener en cuenta los excedentes de las instalaciones de autoconsumo que se vierten a la red.

Por otro lado, la disminución de la demanda vendrá, lógicamente, de la falta de necesidad pues, en primer lugar, se consumirá la energía autogenerada.

Esto, además, implicará una mayor eficiencia energética ya que se evitarán mayores pérdidas técnicas por circulación de la energía en las redes de transporte de distribución.

2.- Modalidades de autoconsumo

El artículo 4 del RD 244/2019 clasifica las modalidades de autoconsumo, estableciéndose dos categorías principales: (i) Modalidad de suministro con autoconsumo sin excedentes y (ii) Modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes.

La segunda modalidad (con excedentes), es la que permite, además de autogenerar energía, obtener beneficios de los excedentes generados. Se divide en dos subcategorías: (a) Modalidad con excedentes acogida a compensación y (b) Modalidad con excedentes no acogida a compensación.

También se prevé la posibilidad de implantar un modelo de autoconsumo colectivo donde más de un consumidor se vea beneficiado de la misma instalación. El requisito, en este caso, sería que todos los consumidores deben acogerse a la misma modalidad de autoconsumo.

2.1.- Modalidad con excedentes acogida a compensación

Además de cumplir con los requisitos que a continuación se exponen, para pertenecer a esta modalidad se requiere de la voluntad del consumidor y productor de acogerse a este sistema. Los demás requisitos son los siguientes:

  1. La energía debe provenir de fuentes renovables.
  2. La potencia total de la instalación asociada no puede ser superior a 100kW.
  3. Si resultase necesario realizar un contrato de suministro para servicios auxiliares de producción, el consumidor debe suscribir un único contrato de suministro para el consumo asociado y para los consumos auxiliares de producción con una empresa comercializadora, siguiendo lo dispuesto en el artículo 9.2 del presente real decreto.
  4. El consumidor y productor asociado ha de haber suscrito un contrato de compensación de excedentes de autoconsumo.
  5. Por último, la instalación de producción no debe tener otorgado un régimen retributivo adicional o especifico.

Esta modalidad también se conoce como balance neto y, mediante un sistema de saldos, se pretenderá que la energía excedentaria que se vierta a la red, se vea compensada a final de mes en la factura.

Explicado de un modo práctico, en momentos en que se produzca más energía que la que se consume, se va a verter el excedente a la red. A este excedente se le asignará un precio en función de las condiciones pactadas en cada caso y, a final de mes, ese precio se descontará de la factura.

Pese a la libertad de pacto sobre el precio (artículo 14.3), en el último párrafo de ese mismo apartado se establece un límite. El valor económico de la energía horaria excedentaria no podrá ser superior al valor de la energía horaria consumida durante el periodo de facturación. Es decir que, los consumidores que se acojan a este modelo de autoconsumo, solo podrán descontar dinero de su factura, pero en ningún caso ganarán dinero con ello (fuera de ese descuento).
Para acogerse a esta modalidad se ha de seguir un proceso más simplificado, pero deben cumplirse todos los requisitos antes expuestos.

2.2.- Modalidad con excedentes no acogida a compensación

En esta modalidad se encuentran todos aquellos casos de autoconsumo con excedentes que (i) o no cumplen con alguno de los requisitos o (ii voluntariamente opten por no acogerse a la modalidad anterior.

En esta modalidad, la excedencia se verterá de igual forma a la red, pero no se hará en régimen de compensación sino de venta.

Deberán acogerse a esta modalidad, aquellas instalaciones con una potencia superior a 100kW.

3.- Titularidad de la instalación vs titularidad del espacio que esta ocupa

Una de las cuestiones principales desde el punto de vista comercial es la posibilidad o no de poder aprovechar la energía generada por instalaciones de las que no se es titular.

Esta cuestión aparece resuelta en el artículo 5.2 del reglamento donde se indica que:

“En cualquier modalidad de autoconsumo, con independencia de la titularidad de las instalaciones de consumo y de generación, el consumidor y el propietario de la instalación de generación podrán ser personas físicas o jurídicas diferentes.”

Se abre la puerta, así, a que los titulares de instalaciones de producción pacten con usuarios de distintos perfiles en qué condiciones van a colaborar para sacar provecho de las posibilidades que ofrece esta normativa. Al no recogerse limitaciones al respecto en este Real Decreto, la autonomía de la voluntad será quien rija estas situaciones.

El propio Real Decreto, se preocupa de evitar incumplimientos de la normativa por parte de alguna de las partes, ya que establece una responsabilidad solidaria entre consumidor y productor. De este modo, en el caso en que el titular de la instalación (productor) sea distinto del propietario de la superficie donde está instalada la misma (consumidor), ambos deberán velar por que la instalación cumpla lo establecido en la normativa para evitar penalizaciones.

4.- Permisos de acceso y conexión, contratos de acceso, equipos de medición

La distinción aquí, dentro de las que generan excedentes, no se observa en si se trata de la modalidad con compensación o sin compensación sino, principalmente, por la potencia de la instalación.

El artículo 7.1 apartado b del Real Decreto indica que no será necesario obtener permisos de acceso y conexión para todas aquellas instalaciones que se encuentren en suelo urbano y tengan una potencia igual o inferior a 15 kW. Será necesario, sin embargo, para todas aquellas instalaciones que superen dicha potencia.

Uno de los pocos requisitos formales que recoge el Real Decreto 244/2019 es la necesidad de que los consumidores dispongan, sea cual sea su modalidad de autoconsumo, de un contrato de acceso con la empresa distribuidora directamente o a través de la empresa comercializadora.

Se exige también, con el fin de realizar los cálculos que correspondan, que se instale, cualquiera que sea la modalidad de autoconsumo, un equipo de medida bidireccional en el punto frontera.

También será necesario instalar un equipo de medida que registre la generación neta cuando se realice, por ejemplo, autoconsumo colectivo o se trate de instalaciones de generación de potencia aparente nominal igual o superior a 12 MVA.

5.- Peajes y cargos

De conformidad con la última modificación del artículo 9 la Ley 24/2013, el Real Decreto 244/2019 remarca que la energía autoconsumida de origen renovable, cogeneración o residuos estará exenta de todo tipo de peajes y cargos.

No era así antes de la última modificación de la Ley 24/2013 donde, a pesar de abrirse la puerta a que se pudieran establecer reducciones, se establecía la obligación de todos los consumidores acogidos a cualquier modalidad de autoconsumo a colaborar con los costes y servicios del sistema.  Tras la modificación que entro en vigor en octubre de 2018, se recogió en el artículo 9.5 esta exención y así lo ha previsto también el Capítulo VI del Real Decreto 244/2019.

Al tratarse de energía que no se sirve de la Red, parece lógico que esté exenta de peajes y cargos. Sin embargo, no disfrutan de estos beneficios las otras modalidades de autoconsumo, pues el Real Decreto prevé peajes y cargos para las demás modalidades.

En relación a los peajes, principalmente se establece que para la determinación de potencia, energía activa y energía reactiva, se tomará, como instrumento, los equipos de medida que correspondan por el tipo de instalación ubicados en el punto frontera.

En relación a los cargos, se establece, al igual que en el caso de los peajes una variedad de situaciones en que, en función de la modalidad acogida y la diferencia entre la energía generada y la consumida, operan unas reglas u otras, aunque, como con los peajes, el uso de los equipos de medida que correspondan será esencial. Toman especial relevancia para la determinación de los cargos, la potencia a facturar y la energía horaria consumida.

Asimismo, se establece la nulidad de los (i) cargos fijos por potencia de los servicios auxiliares de producción y de los (ii) cargos variables por servicios auxiliares de producción, para el supuesto en que la energía horaria neta generada sea mayor que cero.

6.- Registro, inspección y régimen sancionador

Con este Real Decreto se crea un registro que es telemático, declarativo y de acceso gratuito. Según el Preámbulo, se trata de un registro simplificado, que tiene como objetivo fines estadísticos sobre el éxito de las medidas de autoconsumo implantadas.

El registro estará compuesto por dos secciones, una para las modalidades de autoconsumo sin excedentes y otra para las modalidades con excedentes. La segunda, a su vez, se dividirá en tres subsecciones: (a) autoconsumo con excedentes acogida a compensación, (b1) autoconsumo con excedentes no acogida a compensación que dispongan de un único contrato de suministro y (b2) autoconsumo con excedentes no acogida a compensación que no dispongan de un único contrato de suministro.

En cuanto al régimen de inspección, la Administración General del Estado podrá llevar a cabo planes de inspección de la aplicación de las condiciones económicas de los suministros acogidos a las modalidades de autoconsumo.

En cuanto al régimen sancionador, el Real Decreto se remite a lo dispuesto en el titulo X de la ley 24/2013, de 26 de diciembre.