Continuismo y algunas novedades en los ERTE. El nuevo Real Decreto-ley 24/2020.

AUTOR: Mikel Nanclares

FECHA: 30.06.2020

Tras días de intensas reuniones, negociaciones, propuestas y borradores, finalmente, el Gobierno y los agentes sociales lograron llegar a un acuerdo para prolongar la vida de los ERTE derivados del COVID-19 más allá del 30 de junio y hasta el 30 de septiembre.

El Real Decreto-ley 24/2020 además prevé exoneraciones de cuotas en los dos tipos de ERTE (ampliándolas también a los ETOP); añadiendo como contrapartida la prohibición de realizar horas extraordinarias y  nuevas contrataciones o externalizaciones. Asimismo, aparece la figura de ERTE por fuerza mayor en caso de rebrote del  COVID-19, manteniéndose las medidas de protección por desempleo, la no justificación de las extinciones con base en las causas derivadas del COVID-19 y la interrupción del cómputo de los contratos temporales.

A continuación os lo contamos, de manera breve y resumida:

A. ERTE por fuerza mayor

Como novedades:

  • Desde el 26 de junio, no se podrá solicitar un expediente basado en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, con la excepción de los ERTE por fuerza mayor de rebrote (ver apartado B).
  • Se prorrogan expedientes solicitados antes de la entrada en vigor del RD-Ley hasta el 30 de septiembre.
  • Se prohíbe la realización durante la aplicación del ERTE de: horas extraordinarias, nuevas externalizaciones o nuevas contrataciones (directas o indirectas). En caso de incumplimiento - posible infracción en virtud de expediente incoado por la Inspección de Trabajo.

Excepción a esta prohibición (previa información a la representación legal de los trabajadores): que los empleados incluidos en el ERTE que pertenezcan al centro de trabajo afectado por las nuevas contrataciones o externalizaciones no puedan, por formación, capacitación u otras razones objetivas y justificadas, desarrollar las funciones encomendadas.

En caso de reactivación de la actividad, se sigue manteniendo el deber de reincorporar (desafectar) a los trabajadores afectados en la medida necesaria, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.

De igual forma se conserva, en su caso, el deber de comunicar la renuncia total del expediente al SEPE; a la Tesorería General de la Seguridad Social de forma previa; a la Autoridad laboral (plazo de 15 días desde la fecha de efectos de la renuncia), así como notificar al SEPE las variaciones en el expediente (recomendable también a la Autoridad laboral).

En este tipo de ERTE, las empresas se podrán encontrar en situación de fuerza mayor parcial (actividad reactivada) o fuerza mayor total  (cuando se impida el reinicio de la actividad).

B. ERTE por fuerza mayor de rebrote del COVID-19:

A partir del 1 de julio, las empresas que vean impedido el desarrollo de su actividad por nuevas restricciones o medidas de contención, podrán beneficiarse, respecto a las personas trabajadoras adscritas y en alta en los códigos cuenta de cotización (CCC) de los centros de trabajo afectados, de las exoneraciones de cuotas del apartado E, previa autorización de ERTE por fuerza mayor al amparo del artículo 47.3 ET. Esto impide tramitarlo de manera abreviada mediante el mecanismo establecido en el RD-ley 8/2020, como se ha venido haciendo hasta ahora. 

C. ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP):

Como novedades:

  • A los expedientes iniciados tras el 26 de junio y hasta el 30 de septiembre de 2020, se les siguen aplicando las especialidades de los ERTE ETOP derivados del coronavirus (reducción de plazos, negociación con los sindicatos de no existir representación legal, etc.).
  • Se permite la tramitación simultánea con un ERTE por fuerza mayor activo.
  • Se retrotrae la fecha de efectos del ERTE ETOP, cuando éste se inicie tras la finalización de un ERTE FM, a la fecha de finalización del último.
  • Mismas prohibiciones (y excepción) durante la aplicación del expediente que para los ERTE por FM.

D. Medidas extraordinarias de protección por desempleo:

Se mantienen las medidas de protección por desempleo hasta el 30 de septiembre, como es: el reconocimiento, aunque carezcan del período de ocupación cotizada mínimo necesario: no se computa el tiempo en que se perciba la prestación por desempleo, etc.

Asimismo, se mantienen hasta el 30 de diciembre de 2020 las medidas de protección por desempleo respecto a los empleados fijos discontinuos.

Estas medidas serán aplicables también a los afectados por ERTE por fuerza mayor de rebrote a partir del 1 de julio.

Además, se entiende en situación asimilada al alta a las personas trabajadoras que no resulten beneficiarias de prestaciones por desempleo, a los efectos de considerar como cotizados los periodos de suspensión o reducción de jornada.

E. Medidas extraordinarias en materia de cotización:

Previa comunicación a la Tesorería General de la Seguridad Social indicando datos sobre el expediente y  presentando la declaración responsable correspondiente a través del Sistema RED; se establecen las siguientes exoneraciones del abono de la aportación empresarial:

TIPO DE ERTE

TAMAÑO EMPRESA a 29/02

ESTADO EMPLEADOS

EXONERACIÓN JULIO

EXONERACIÓN AGOSTO

EXONERACIÓN SEPTIEMBRE

ERTE FM parcial y ERTE ETOP con decisión final antes del 26/06

Menos de 50 trabajadores

Activados

60%

60%

60%

Suspendidos

35%

35%

35%

50 trabajadores o más

Activados

40%

40%

40%

Suspendidos

25%

25%

25%

ERTE FM TOTAL a 30/06

Menos de 50 trabajadores

-

70%

60%

35%

50 trabajadores o más

-

50%

40%

25%

ERTE FM de rebrote

Menos de 50 trabajadores

-

80% durante el periodo de cierre

80% durante el periodo de cierre

80% durante el periodo de cierre

50 trabajadores o más

-

60% durante el periodo de cierre

60% durante el periodo de cierre

60% durante el periodo de cierre

F. Salvaguarda del empleo, protección del empleo y contratos temporales:

Se extiende el compromiso de mantenimiento de empleo, en los términos aplicables para los ERTE por FM, a los ERTE ETOP. Sin embargo, de la norma se desprende que únicamente vinculará a aquellos expedientes que se beneficien de las medidas extraordinarias en materia de cotización indicadas en la tabla anterior.

Se matiza que, para las empresas que se beneficien por primera vez de dichas medidas, el plazo de 6 meses de compromiso computará desde el pasado 26 de junio. Por tanto, en caso de beneficiarse de la exoneración, el compromiso se mantendrá hasta el 26 de diciembre de 2020.

Por otro lado, se prorroga hasta el 30 de septiembre de 2020 la vigencia de los artículos 2 (la FM y las causas ETOP derivadas del COVID-19 no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido) y 5 (interrupción del cómputo de la duración de los contratos temporales y de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido) del Real Decreto-ley 9/2020.

Para cualquier consulta a este respecto, estamos a su entera disposición.