Energías renovables: ¿cuándo se entiende realizada la solicitud de acceso a la red de transporte?

AUTOR: Alejandro Villalba

FECHA: 30.06.2020

La resolución de la CNMC sobre el conflicto de acceso a la red de transporte de fecha de 6 de junio de 2019 y con el nº de expediente CFT/DE/031/18 aborda la cuestión del momento concreto en que se entiende efectivamente realizada una solicitud de acceso a la red de transporte.

La Solicitud de acceso a la red de transporte

La problemática en cuestión aparece por los múltiples requisitos que se indican en el Real Decreto 1955/2000 para iniciar el procedimiento de acceso. El artículo 59 bis del mencionado Real Decreto exige que, para tramitar la solicitud, se debe presentar, ante el órgano competente para otorgar la autorización, un resguardo acreditativo de haber depositado una garantía económica por una cuantía equivalente a 40€/kW instalados. Se establece a continuación que el órgano competente emitirá una comunicación al Operador del Sistema indicando la adecuada presentación de la garantía.

De este precepto se extraen 3 fases: (i) el depósito de la garantía, (ii) la presentación del resguardo ante el órgano competente para autorizar la instalación y  (iii) la remisión, por parte de dicho órgano al Operador del Sistema, de la comunicación de la adecuada presentación de la garantía.

De estas tres fases, las dos primeras se corresponden con actuaciones imputables al solicitante o que se encuentran dentro de su ámbito de control, mientras que la última queda en manos de un tercero.

Éste es el criterio que toma la CNMC para determinar cuándo se entiende efectivamente realizada una solicitud de acceso. La CNMC entiende que “[m]ientras que el resguardo es requisito imprescindible para solicitar el acceso, la comunicación lo es para iniciar la tramitación”.

En la resolución se destaca la falta de regulación específica sobre esta cuestión, por lo que parece inevitable acudir a los principios generales del derecho administrativo. Se señala en el artículo 71.2 de la Ley 39/2015, que los expedientes se tramitarán según el orden riguroso de incoación y, por lo tanto, no puede tratarse ni de la fecha en que se deposita el aval, pues se trata de un acto previo y necesario a la realización de la solicitud, ni de la fecha de la comunicación realizada por el órgano competente, por tratarse, este último, de un acto que queda dentro del ámbito de control de un tercero y que no puede perjudicar a quien realizó adecuadamente la solicitud.

Por lo tanto, sólo puede entenderse que el momento en que el solicitante cumple con los requisitos que la norma le impone coincide, por simple que parezca, con la fecha de la propia solicitud. Además, debe tenerse en cuenta el principio de la solicitud subsanada, por el que ha de entenderse que una solicitud subsanada en tiempo y forma tiene como fecha de inicio la de presentación de la solicitud, con independencia de que la subsanación se lleve a cabo días más tarde y salvo que una norma diga expresamente lo contrario.

En relación con este principio de la solicitud subsanada, está el supuesto que aquí nos ocupa en que el solicitante cumple con todos los requisitos que le impone la norma y debe quedar a la espera de la actuación por parte de un tercero, que es necesaria para que se dé inicio al procedimiento. En estos casos, no hay una necesidad de subsanación, por lo que la comunicación por parte del órgano competente actúa como una condición suspensiva del inicio de la tramitación del procedimiento, no pudiendo perjudicar al solicitante a efectos de temporalidad en función de que se demore días, semanas o meses incluso.

Tratamiento individualizado vs tramitación conjunta

En el supuesto objeto de análisis de esta resolución del conflicto de acceso a la red de transporte de la CNMC, se añade también el hecho de que se trata de una solicitud conjunta de varias instalaciones.

La CNMC señala el conflicto que hay entre el redactado del artículo 53.4 del RD 1955/2000, que indica que debe haber un tratamiento individualizado por parte del Operador del Sistema, con el del punto 4 del ANEXO XV del RD 413/2014, que establece la tramitación conjunta, a través del Interlocutor Único del Nudo, de solicitudes provenientes de generadores que compartan punto de conexión.

Pese a que, por ser posterior, primaría la aplicación del RD 413/2014, no cabe obviar la necesidad de una cierta individualización de las solicitudes, o como en este caso se requiere, de los solicitantes que, a través del Interlocutor Único del Nudo, forman parte de una solicitud de acceso conjunta.

En el caso en que no sea posible conceder el acceso a todos los solicitantes, pero sí a alguno de ellos, es importante tener presente lo expuesto arriba respecto de la prioridad temporal de la solicitud realizada, siendo la más temprana la que deba ver concedida su solicitud.