2020. La Agencia Tributaria proporciona nuevas herramientas de información y asistencia al contribuyente

AUTOR: Almudena Bucero

FECHA: 20.02.2020

El pasado 28 de enero de 2020 se publicó la Resolución de 21 de enero de 2020, de la Dirección General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, por la que se aprueban las directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2020.

La Agencia Tributaria tiene establecido como objetivo estratégico, además de la lucha contra el fraude fiscal, la prevención del mismo. Para ello se diseña un plan de asistencia integral que consiga reducir las cargas administrativas a las que deben hacer frente los contribuyentes y favorecer el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias y, con ello, prevenir el incumplimiento a través de herramientas de asistencia.

El reto fundamental consiste en conseguir avanzar en la implementación de una nueva relación con los obligados tributarios, basada en la utilización de nuevas vías de información, asistencia y tramitación por canales telemáticos, de manera que estos puedan realizar todas las gestiones que demanden sin necesidad de desplazarse presencialmente a las oficinas.

Para ello, la Agencia Tributaria pone a disposición determinadas herramientas de asistencia electrónica  tanto en IVA como en Censos y mejoras en la asistencia en campaña de renta y sociedades, entre otras.

A continuación se enumeran algunas de las herramientas y actuaciones en su plan de información y asistencia al contribuyente:

A finales del 2020 se realizará una prueba piloto para la Creación de las denominadas “ADIs”, consistente en plataformas  dirigidas a presentar servicios de información y asistencia a través de canales de comunicación virtuales como por ejemplo el asistente virtual en IVA (AVIVA), el Asistente Censal, correo electrónico…

Actualización de los contenidos en el Asistente Virtual del Sistema de Suministro Inmediato de Información (SII) tanto para adaptarse a la nueva normativa comunitaria que entrará en vigor en 2021, como con la creación de nuevas calculadoras de plazos y mejoras en las ya existentes, nuevo calificador inmobiliario...

Se crea un nuevo servicio  de ayuda para el modelo 303 denominado “Pre303”, disponible en su primera versión a partir de febrero de 2020 para determinados contribuyentes que llevan sus libros a través de la Sede Electrónica de la AEAT (SII), en concreto, aquellos contribuyentes inscritos en el Registro de Devolución Mensual –REDEME –  que no sean gran empresa ni grupos de IVA y reúnan los siguientes requisitos:   

  • Que no estén incluidos en régimen de caja ni sean destinatarios del mismo.

  • Que no estén incluidos en el régimen especial de bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección (REBU) ni Agencias de Viajes ni Oro de Inversión.

  • Que no tengan prorrata, ni sectores diferenciados.

Progresivamente se irá ampliando el número de empresas que podrán beneficiarse de este servicio.

Diseño y desarrollo del denominado “Asistente censal” como herramienta  para ayuda en la cumplimentación de la declaración censal.

Se potenciarán los avisos en el documento de datos fiscales del IRPF, incluyendo todas las fuentes de rentas, tanto nacionales como internacionales de las que se tenga conocimiento.

Consolidación de la aplicación móvil » Agencia Tributaria» para ofrecer servicios personalizados a los contribuyentes para que conozcan y cumplan sus obligaciones fiscales.

Asistencia en campaña de renta donde como novedad, de cara a la presentación de la renta 2019, destaca la modificación en el apartado de rendimientos de capital inmobiliario donde aparecerá desglosada la partida de gastos y cada uno de los datos necesarios para el cálculo de las amortizaciones.

Se pondrán también a disposición de los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades datos fiscales para facilitar el cumplimiento voluntario. Se incluirá información con posible transcendencia a efectos del cálculo del resultado contable, como por ejemplo los importes imputados correspondientes a las retenciones soportadas o las sanciones y recargos generados por la AEAT y notificados en 2019 y otra información o avisos que puedan ser relevantes para la correcta cumplimentación del modelo 200.

Se consolidarán las herramientas de análisis y control de solicitudes de rectificación de autoliquidaciones, destacando la introducción en el Impuesto sobre Sociedades de 2019 de la posibilidad de formular estas solicitudes mediante el modelo de autoliquidación.