Anteproyecto de modificación de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido en relación con determinadas operaciones intracomunitarias con entrada en vigor prevista para el 1 de enero de 2020.

AUTOR: Karen Dreos

FECHA: 07.11.2019

El Ministerio de Hacienda ha publicado sendos borradores normativos, por medio de los cuales se incorporarán a nuestro ordenamiento, con efectos 1 de enero de 2020, las modificaciones en la normativa de la UE, Directiva 2018/1910, destinadas a armonizar y simplificar las disposiciones aplicables a determinadas operaciones intracomunitarias.

Las principales novedades en la materia son las siguientes:

1) Operaciones de venta de existencias de reserva o ventas en consigna
La primera de las modificaciones hace referencia a la venta de bienes en consignación, es decir el envío de bienes a otro Estado miembro, por un vendedor no establecido en el, y que son depositados en el Estado de destino hasta su efectiva trasmisión al cliente en un momento posterior. Debe tratarse de bienes destinados a un cliente claramente identificado desde el inicio de la operación.

Este tipo de operaciones, en la actualidad tributan de la siguiente forma: existe una entrega en el Estado miembro de partida de los bienes, exenta por considerarse una entrega intracomunitaria de bienes, y da lugar a una adquisición intracomunitaria de bienes en el estado de llegada, siendo sujeto pasivo de ambas operaciones el proveedor, produciéndose posteriormente una entrega interior en el Estado miembro de llegada por parte del proveedor al destinatario final. Ello obliga al proveedor a identificarse en el Estado miembro de llegada.

A fin de dar un tratamiento uniforme en toda la UE, y debido a que algunos Estados miembros habían adoptado medidas de simplificación, esta modalidad de suministro pasa a quedar regulada de manera específica como una sola operación, de modo que se tratará como una entrega intracomunitaria en el país de origen y una adquisición intracomunitaria en el país de destino pero ambos hechos imponibles tendrán lugar en el momento en el que el cliente adquiera la propiedad sobre los bienes.

Para la aplicación de la exención en la entrega intracomunitaria por parte del proveedor, la norma obligará a llevar un Registro de existencias de reserva transferidas, en el que deberán constar los datos identificativos del cliente y el movimiento de los bienes, exigiéndose que los mismo sean entregados al empresario al que estaban destinados dentro de un plazo de 12 meses.

2) Operaciones en cadena
El anteproyecto incorporará también, una simplificación de las operaciones en cadena. Esto es,  cuando se realizan varias ventas sucesivas de un bien, que son objeto de un único transporte intracomunitario, desde el Estado de origen al cliente último de la cadena, sito en otro Estado miembro.

Para evitar diferentes interpretaciones entre los Estados miembros, la doble imposición o la ausencia de imposición, y reforzar la seguridad jurídica de los operadores, con carácter general la expedición o el transporte se entenderá vinculada únicamente a la entrega de bienes efectuada por el proveedor a favor del intermediario, que constituirá una entrega intracomunitaria de bienes exenta de IVA.

Se entenderá por operador intermediario, el proveedor de la cadena distinto del primer proveedor, que expide o transporta los bienes, bien por él mismo o bien a través de un tercero actuando en su nombre.

No obstante, la expedición o el transporte se entenderán vinculados únicamente a la entrega efectuada por el intermediario que expida o transporte los bienes directamente al cliente, cuando dicho intermediario haya comunicado a su proveedor un número de identificación fiscal a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido (NIF-IVA) suministrado por el Estado miembro de partida de los bienes. En este caso, la entrega del proveedor al intermediario constituirá una entrega interior sujeta y no exenta de IVA y la entrega efectuada por el intermediario a su cliente será una entrega intracomunitaria de bienes exenta de IVA.

3) Exención en las entregas con destino a otro Estado miembro
Por último se modifican los requisitos exigidos para la aplicación de la exención en las entregas intracomunitarias de bienes.

A tal efecto, junto con la condición de que los bienes se transporten a otro Estado miembro, como condición material y no formal, será necesario que el adquirente disponga de un número de identificación a efectos de IVA (NIF-IVA) atribuido por un Estado miembro distinto de España que haya comunicado al empresario que realice la entrega intracomunitaria y que este último haya incluido dichas operaciones en la declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias correspondiente.

Por tanto, elevándose el nivel de exigencia, ambos son pues, requisitos materiales para aplicar la exención: el transporte de los bienes y la identificación del destinatario en el sistema VIES.

Asimismo, la modificación trata de armonizar, ya que actualmente no se dispone de una norma clara y uniforme a nivel comunitario, los elementos de prueba de que se debe disponer a fin  de acreditar el transporte a otro Estado miembro mediante un sistema de presunciones basado en documentos tasados en la norma que pueden, no obstante, ser refutados por las administraciones tributarias de los estados miembros.

El Anteproyecto, fija el 1 de enero de 2020 como fecha de entrada en vigor.