Qué hacer en caso de recibir una Diligencia de Embargos de Créditos de Hacienda

AUTOR: Almudena Bucero

FECHA: 12.09.2019

En primer lugar, debe saberse que el Embargo de Créditos es uno de los mecanismos, entre muchos otros, que tiene Hacienda para cobrar las deudas de contribuyentes que no pagan en periodo voluntario.

Por otro lado, entender que la Agencia Tributaria dispone de multitud de información sobre las relaciones comerciales de los contribuyentes a través tanto de declaraciones tributarias presentadas donde se informa tanto del NIF del declarante como del NIF de terceros , como a través del Suministro Inmediato de Información de IVA (SII), por lo que no debe extrañar que se reciba una Diligencia de Embargos de Créditos de cualquier acreedor con el que simplemente se ha mantenido una relación puntual.

Mediante estas Diligencias de Embargos, se declaran embargados tanto los créditos facturados y pendientes de pago, como aquellos que están pendientes de facturar y/o derivados de contratos en vigor a la fecha de recepción de la misma.

La Diligencia de Embargos de Créditos debe ser contestada dentro del plazo que indica Hacienda en la misma (con carácter general  en los 10 días hábiles siguientes a la recepción de la notificación), tanto si existen créditos o relación comercial, como si no, en el momento de su recepción.

El riesgo en el que incurre el receptor de la Diligencia en caso de no atenderla es el riesgo de derivación de responsabilidad, ya que según el arr.42.2.b) de la Ley General Tributaria se declara responsables del pago de la deuda tributaria a aquellas personas o empresas que incumplan una orden de embargo. Se trata de un tipo de responsabilidad solidaria que implica que Hacienda puede dirigirse indistintamente hacia el deudor principal, hacia el responsable solidario, o hacia ambos de forma simultánea.

Otros aspectos a tener en cuenta al atender una Diligencia de Embargo de Créditos:

En caso de que o haya ningún importe pendiente ni relación comercial en la fecha de recepción de la Diligencia de Embargos de Créditos, se debe contestar en estos términos.

En caso de que existan créditos, no se debe satisfacer cantidad alguna al deudor de Hacienda, se debe informar de la existencia de este crédito a la Administración, y se debe abonar este importe en el Erario Público (hasta el límite del importe indicado en la Diligencia) en la fecha de su vencimiento a través de la carta de pago adjunta, o solicitando la misma en caso de que no estuviera anexa.

En caso de la existencia de un contrato por el que exista la obligación de realizar pagos sucesivos, habrá que informar de la naturaleza del mismo y sus plazos, y realizar todos los pagos a la Administración hasta que se reciba una notificación de levantamiento del embargo en la que se indica que ya no existe tal obligación. Cualquier circunstancia o incidencia que pueda afectar a la realización del embargo acordado, deberá ser puesto en conocimiento de la Administración.

Los pagos realizados directamente a la Administración con motivo de la Diligencia de Embargos tienen carácter liberatorio para el pagador, por lo que el deudor tributario no puede exigir estos pagos a las personas o sociedades que la han recibido.

La Diligencia de Embargos no supone ningún cambio en la contabilidad de la operación, por lo que no habría que reclasificar la cuenta donde se refleja el importe del crédito pendiente de pago con el deudor.