RENTA 2019

AUTOR: José Luis Lorenzo y Luis Herrero

FECHA: 26.03.2020

Como todos los años, los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante, “IRPF”) y, en su caso, del Impuesto sobre el Patrimonio (en adelante, “IP”) tendrán que acudir a su cita anual con Hacienda para cumplir con sus obligaciones fiscales del ejercicio 2019, que este año estará marcada, indudablemente, por el estado de alarma decretado por el coronavirus. A pesar de las medidas en materia tributaria aprobadas por el Gobierno para hacer frente al impacto económico y social que pudiera derivar del mismo, los plazos para la presentación de declaraciones no han sido suspendidos, por lo que, de momento, tendremos la obligación de presentar nuestras declaraciones en plazo.

El pasado 20 de marzo, entró en vigor la Orden HAC/253/2020, de 3 de marzo, por la que se aprueban los modelos de declaración del IRPD y del IP para el ejercicio 2019.

Los datos fiscales de 2019 de cada contribuyente ya están disponibles para consultaros en la página web de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (en adelante, “AEAT”). La AEAT obtiene estos datos gracias al intercambio de información con otras entidades públicas y privadas, como pueden ser empresas pagadoras de nóminas o entidades financieras. Es importante destacar que los contribuyentes, además de la información contenida en estos datos obtenidos por Hacienda, deberán incluir en su declaración del IRPF todas las rentas que hayan obtenido a nivel mundial, independientemente de donde provengan.

Se pueden obtener vía:

- Certificado y DNI electrónico.
- Clave Pin.
- Número de referencia.

Entre las novedades más destacables en la declaración de la renta, destacamos las siguientes:

  • Simplificación de la identificación del domicilio fiscal del contribuyente. Hay que recordar aquí que, si tuviéramos varias viviendas a nuestra disposición y éstas estuvieran situadas en distintas Comunidades Autónomas, se considerará, como norma general, que tenemos nuestro domicilio fiscal en aquella en la que hayamos pasado un mayor número de días a lo largo del año y que, en caso de haber cambiado de domicilio, deberemos informar a la administración. Esto es importante porque muchas Comunidades Autónomas tienen sus propios tipos impositivos y ventajas fiscales, siendo nuestra residencia fiscal lo que determinará que podamos aplicar una normativa u otra.
  • Mejoras en la declaración de rendimientos de capital inmobiliario y de los rendimientos de actividades económicas en estimación directa.
  • Se agilizará la tramitación de las devoluciones, añadiendo un anexo “D”, para  voluntariamente consignar datos de proveedores para facilitar a Hacienda el acceso a la información.
  •  Para la obtención del número de referencia, se deberá indicar el número de identificación fiscal, la fecha de expedición o de caducidad del DNI según los casos y el importe de la casilla 505 de la declaración del IRPF del 2018. En caso de que no se haya declarado renta el ejercicio anterior, se deberá aportar el código IBAN de una cuenta española en la que el contribuyente figure como titular. En el caso de contribuyentes con NIE, éstos deberán aportar el número de soporte de este documento; en el caso de que el número de identificación fiscal (NIF) comience con las letras K, L o M, deberá comunicarse la fecha de nacimiento.

En cuanto a los modelos aprobados para la declaración del IRPF y del IP, el modelo 100 seguirá siendo el usado para la declaración del IRPF, y el modelo 102 para el ingreso del segundo plazo de la declaración. Por su parte, los modelos del IP serán el modelo D-714 (declaración de IP 2019) y el modelo 714 (documento de ingreso).

La presentación del IRPF, este año al igual que el año anterior, podrá realizarse a través de Internet por la sede electrónica de la AEAT, por teléfono o en las oficinas de la AEAT, previa solicitud de cita, así como en las oficinas habilitadas por las Comunidades Autónomas, ciudades con Estatuto de Autonomía y entidades locales para la confirmación del borrador de declaración

Por último, los plazos, tanto para IRPF como para IP, serán los siguientes:

El plazo general será entre los días 1 de abril y 30 de junio de 2020, ambos inclusive. Si se quiere domiciliar el pago del impuesto, desde el 1 de abril hasta el 25 de junio de 2020, ambos inclusive, excepto que se opte por domiciliar únicamente el segundo plazo: hasta el 30 de junio de 2020. A partir del día 26, el ingreso se hará presencialmente en las sucursales de las entidades financieras colaboradores o telemáticamente, para lo que habrá que un número de referencia completo (NRC) emitido por su entidad bancaria.