Ya llegó la Navidad. ¿Cómo tributan los regalos, cenas de empresa...?

AUTOR: Almudena Bucero

FECHA: 19.12.2019

El próximo 22 de diciembre se repartirán más de 2.300 millones de euros entre el Gordo de Navidad y el resto de premios. También en el mes de diciembre llegan los regalos a clientes y proveedores, cestas de navidad, la cena de empresa….

Todo esto forma parte de una actividad común de las empresas en esta época del año, y por tanto, es importante saber qué aspectos fiscales se ocultan tras el reparto de tanta ilusión. En cierto modo, Hacienda también será uno de los principales agasajados.

LAS CENAS DE NAVIDAD Y REGALOS DE EMPRESA (CESTAS, LOTERÍA…)

  • El artículo 15 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre del Impuesto sobre Sociedades, indica que “no tendrán la consideración de gastos fiscalmente deducibles los donativos y liberalidades”, aunque posteriormente también se especifica que no será el caso de “los gastos que con arreglo a los usos y costumbre se efectúen con respecto al personal de la empresa”.  
    Dicho esto, se establece que la condición para que estos gastos sean deducibles, es que se trate de un gasto que forme parte de los usos y costumbres de la empresa, teniendo en cuenta que debe probarse y justificarse este hecho cumpliendo con los requisitos de inscripción contable y justificación documental.
  • Las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) soportadas con ocasión de la adquisición de los servicios de hostelería que no son consecuencia de un viaje del personal, como es el caso de la cena de navidad,  y los obsequios para los empleados que no son objeto del tráfico habitual de la empresa no son deducibles, lo cual se especifica en la consulta vinculante de la Dirección General de Tributos (DGT) V3818-15.
  • Por último, estos regalos y cestas de empresa, suponen retribuciones en especie para los trabajadores, no exentas, y como tal deben ser incluidas en sus nóminas, ingresando el correspondiente pago a cuenta.

LOS REGALOS A CLIENTES Y PROVEEDORES.

  • La Ley del Impuesto sobre Sociedades indica como gastos no deducibles los donativos y liberalidades, con excepción de los gastos por relaciones públicas con clientes y proveedores y los realizados para promocionar directa o indirectamente la venta de bienes o prestación de servicios.
  • En el caso de regalos publicitarios, como son los habituales bolígrafos, calendarios... etc., los gastos en los mismos son deducibles por tratarse de gastos para promocionar las ventas. Sin embargo, debe acreditarse que en estos regalos se incluye el nombre y/o logo de la empresa.  En el caso de la lotería de Navidad hay que demostrar el gasto por relaciones públicas.
    Existe un límite a la deducción del 1% del volumen de negocios del ejercicio.
  • Por otro lado, la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido indica también la no deducibilidad de las cuotas soportadas en la adquisición de bienes o servicios destinados a atenciones a clientes o proveedores con la excepción de muestras gratuitas y objetos publicitarios de escaso valor. Los regalos publicitarios entregados a clientes y proveedores, a efectos de IVA, deben incluir el nombre de la empresa y su coste no debe superar los 200 euros por destinatario durante todo el año.

COMIDAS CON CLIENTES Y PROVEEDORES.

A pesar de la controversia que genera este tema, estos gastos serán deducibles en el Impuesto sobre Sociedades y la cuota soportada por el Impuesto sobre el Valor Añadido en la medida en que se pueda demostrar que estos han sido necesarios para la obtención de ingresos, y se cumplan con todos los requisitos formales en la factura y  registro contable.